Departamento de Pediatría. Hospital Universitario 12 de Octubre

Departamento de Pediatría. Hospital Universitario 12 de Octubre

Servicios

Servicios > Cirugía Pediatría > Urología > Información padres

Información padres

Información de contacto

La Sección de Urología infantil del Hospital 12 de Octubre está ubicada en el edificio materno infantil de dicho hospital:

¿Cómo puedo tener una cita para ver a un médico o profesional de la  Sección de Urología Pediátrica?

Llamando  a la centralita del Hospital, teléfono 91 3908000 y contactando con la Consulta externa, extensión 1970 o con la Secretaria (Srta Victoria), extensión 1737.

¿Por qué llevar los niños al Hospital 12 de octubre?

La sección de Urología Pediátrica del Hospital Infantil 12 de Octubre ofrece servicios integrales médicos y quirúrgicos para condiciones y enfermedades que afectan las vías urinarias y genitales. Estamos reconocidos a nivel nacional e internacional por nuestra experiencia en la reconstrucción de las principales anomalías congénitas complejas entre ellas: extrofia de vejiga y cloaca, epispadias e hipospadias, seno urogenital y los estados intersexuales
El servicio de Cirugía Pediátrica y la sección de Urología Pediátrica han sido pioneros en la cirugía mínimamente invasiva ( endoscópica y laparocópica) por lo que llevamos gran cantidad de experiencia acumulada desde que se iniciaron estas vías de abordaje quirúrgico en España.

Trastornos urológicos más comunes

Eneuresis nocturna
La enuresis nocturna es un problema común y consiste en la emisión incontrolada e involuntaria de orina durante el sueño en niños a partir de 5 años (edad en que se considera que el niño debería controlar sus esfínteres).
Afecta al 20 % de los niños de cinco años de edad y existen múltiples factores causantes: retraso de la capacidad para mantener la orina, vejiga pequeña, entrenamiento inadecuado del uso del baño, presencia de sueño profundo, factores neurlógicos y fisiológicos, circunstancias emocionalmente críticas para el niño ( inicio del colegio, nacimiento de un hermano etc).
Hay que saber que la enuresis no depende de la voluntad del niño, sino que se trata de un retardo para alcanzar el control de la micción y hay que evitar cualquier tipo de reproche, burla o castigo.
Actualmente se intenta tratar mediante fármacos ( acetato de desmopresina) y/o  los sistemas de alarma o detectores de orina.

Escroto agudo
Suele afectar a niños de entre 10 y 14 años y consiste en la presencia de dolor, cambio de color e inflamación del escroto. Entre las posibles causas se encuentran: torsión testicular, torsión de hidátides testiculares, epididimitis y traumatismos. La principal a descartar es la torsión testicular, ya que supone una urgencia quirúrgica. Hay una falta de aporte sanguíneo al testículo que conduce en los casos más severos a una atrofia testicular. La mejor manera para descartarla es la exploración clínica por parte de cirujanos infantiles expertos. En algún caso será necesario apoyarse en alguna prueba de imagen como la ecografía- doppler.

Fimosis
La fimosis es cuando el prepucio es muy estrecho o poco elástico y no se puede empujar hacia atrás lo suficiente como para dejar al descubierto el glande. La mayoría de las veces este problema se resuelve a medida que el niño va creciendo pero si no es así, puede solucionarse mediante la circuncisión, es decir cortando la porción de prepucio estrecho. Esta intervención suele indicarse cuando los niños están sin el pañal, aproximadamente a los dos años de edad.

Hernia / Hidrocele
Una hernia es la protrusión del peritoneo parietal, de un órgano o de un tejido fuera de la cavidad del cuerpo en que está alojado normalmente. Las hernias más comunes se desarrollan en el abdomen, cuando una debilidad de la pared abdominal genera un hueco, a través del cual aparece la protrusión.
na hernia es la salida de un órgano o parte de un órgano de la cavidad donde está alojado a través de un orificio.T
La hernia inguinal es una masa en la ingle como consecuencia de la profusión de un órgano a través  del canal inguinal. Durante la gestación, los niños tienen abierto el conducto peritoneo vaginal, es decir el conducto que en los varones permite a los testículos descender desde el abdomen hasta el escroto y en las niñas aloja el ligamento que sostiene el útero. Este conducto cierra normalmente antes de nacer. Si permanece abierto después del nacimiento y es un conducto pequeño solo dejará pasar líquido desde la cavidad abdominal hacia el escroto, en ese caso se denomina hidrocele. Si la apertura es mayor y deja pasar órganos intraabdominales ( intestino , grasa, ovario) se denomina hernia. El hidrocele puede cerrarse espontáneamente hasta los dos años, a partir de esta edad está indicada la intervención quirúrgica. Las hernias deben intervenirse una vez diagnosticadas, ya que no van a solucionarse sin tratamiento quirúrgico.

Hidronefrosis
La hidronefrosis se define como la dilatación de la pelvis y cálices renales. Puede ser unilateral o bilateral según estén afectados un riñón o los dos.
Su diagnóstico es cada vez más frecuente gracias al uso de la ecografía tanto a madres en gestación como al recién nacido.
Se debe hacer una ecografía renal a la semana de vida aproximadamente para confirmar el diagnóstico prenatal. Según la dilatación y la existencia de atrofia del parénquima renal la hidronefrosis se clasifica en diversos grados ( I-IV) Dependiendo del grado puede ser necesario efectuar más pruebas para conocer la causa de la hidronefrosis.

Hipospadias
Este trastorno se presenta con frecuencia (una de cada 600-1000 nacimientos vivos). Se trata de una malformación tanto urinaria como genital definida por dos elementos: un defecto ventral de la uretra y una incurvación ventral del pene; ambos elementos pueden comportar grados muy diversos. El meato urinario no se localiza al final del glande, sino en algún punto entre éste y el perineo. La gravedad de la malformación depende precisamente de la localización del meato: más distal (más cerca del glande, por tanto más leve) o más proximal (más cerca de la base del pene y por tanto más grave). Esta patología se interviene generalmente a partir de los dos años de edad. En ocasiones se precisa una estimulación hormonal previa a la cirugía para facilitar la intervención.

Reflujo vesicoureteral
El reflujo vésicoureteral (RVU) es el paso anómalo de orina desde la vejiga urinaria hacia el uréter y, en ocasiones, el riñón.
En condiciones normales, la unión de cada uno de los uréteres con la vejiga realiza una función de válvula de un solo sentido, de modo que únicamente permite el paso de la orina en sentido descendente hacia la vejiga. Pero en algunas personas esa función está alterada, lo que hace posible que la orina acumulada en la vejiga pueda ascender por el uréter e incluso llegar hasta el riñón.
Para su diagnóstico se emplean la cistografia. Esta prueba consiste en introducir un contraste radiológico en la vejiga del niño a través de la uretra, mediante sondaje, y posteriormente observaremos si se produce reflujo en reposo o durante la micción. En ocasiones es preciso efectuar otras pruebas como la gammagrafía para conocer si existe daño renal asociado.
El reflujo se clasifica en diferentes grados que van desde I a V según su intensidad. Esta clasificación tiene también importancia para el tratamiento, pues en los reflujos de bajo grado el tratamiento será médico y los grados mayores requerirán tratamiento quirúrgico en ciertas situaciones. El reflujo suele corregirse de manera espontánea, siendo mayor la probabilidad de curar en los casos de menor grado.

Testículo no descendido
Se trata de una enfermedad que se caracteriza por el fallo en el descenso de los testículos desde la cavidad abdominal. Durante el proceso del desarrollo fetal, los testículos están dentro de dicha cavidad y durante la gestación descienden hacia el escroto hasta alojarse en su interior. El objetivo final debe ser que antes de los 2 años ambos testes se encuentren alojados en el escroto. Es frecuente que a lo largo de los primeros 12-18 meses de vida se produzca el descenso espontáneo de los testes, no siendo necesario realizar intervenciones quirúrgicas con anterioridad a esta edad salvo por la presencia de una hernia inguinal sintomática asociada. Sin embargo cuando a partir de los 18 meses los testes permanecen ausentes o en el canal inguinal debe considerarse la necesidad de intervenir quirúrgicamente para descenderlos a la bolsa escrotal.

Glosario

Este glosario muestra algunas palabras que usted puede oír durante la evaluación y tratamiento de su hijo y le pueden ser de gran ayuda para familiarizarse mejor con la patología.

Bacteriuria
Bacterias encontradas en la orina sin ningún síntoma de una infección del tracto urinario (ITU). Ver también infección urinaria.
suavemente sobre el cuerpo del pene.

Cistitis
Una infección del tracto urinario inferior, que  a menudo cursa con aumento de la  frecuencia miccional, la urgencia y dolor al orinar.

Circuncisión
Un procedimiento quirúrgico para quitar el prepucio del pene.

Cloaca
Un defecto de nacimiento en el que la vagina, el recto y el tracto urinario se unen en  un canal común con apertura a la piel.

Criptorquidia
Condición en la que uno o ambos testículos no han descendido hasta la bolsa escrotal.

Encordamiento
Una curvatura anormal del pene, que es más evidente en la erección.

Enuresis / Incontinencia Urinaria
La falta de control de la orina o la pérdida involuntaria de orina a una edad en la que el control voluntario debe estar presente. La edad de control voluntario varía de niño a niño.

Eneuresis diurna
Falta de control de la orina o pérdida involuntaria de orina durante las horas de vigilia (por lo general durante el día).

Enuresis nocturna
La falta de control de la orina o la pérdida involuntaria de orina en la noche durante el sueño.

Epididimitis
Inflamación del epidídimo (tubo conectado a los testículos donde se almacena el esperma).

Epispadias
Un defecto en el desarrollo de la uretra y los genitales, que se observa en los varones recién nacidos. El defecto es tal que la abertura de la  uretra se encuentra en cualquier punto de la parte superior del pene en el eje de la exposición de la uretra

Estenosis del meato
Un estrechamiento de la apertura de la uretra en la punta del pene que a menudo afecta el flujo de la orina.

Estenosis pieloureteral
Una obstrucción parcial o total del flujo de orina en la unión del riñón con el uréter.

Estenosis uretral
Un estrechamiento del tubo que drena la orina desde la vejiga al exterior del cuerpo.

Extrofia de cloaca
Un defecto de nacimiento en la que algunos de los órganos abdominales inferiores, como la vejiga y los intestinos están expuestos hacia el exterior del cuerpo. A menudo, los genitales externos de ambos sexos se ven afectados y requieren reparación quirúrgica.

Extrofia de vejiga
Una malformación de la vejiga en la que la vejiga está abierta al exterior, sin cobertura muscular ni cutánea. Puede haber alteraciones de la piel abdominal, la pared muscular, los huesos de la pelvis y los genitales.

Genitales ambiguos
Los órganos genitales externos no parecen claramente definidos como masculinos o femeninos o tienen características de ambos sexos.

Hernia inguinal
En el desarrollo fetal, los testículos descienden desde el abdomen hasta el escroto a través de una abertura en el canal inguinal. Si esta apertura no se cierra o se abre una vez cerrado, una parte del intestino puede moverse hacia el escroto, constituyendo lo que se denomina hernia inguinal. No suele producir síntomas, pero ante un niño con llanto inconsolable o vómitos con una hernia inguinal debe buscar atención médica inmediata.

Hidronefrosis
Dilatación de uno o ambos riñones.

Hipospadias
Defecto en el desarrollo del pene según el cual la abertura del pene / uretra no se encuentra en la posición normal, es decir, en la punta del pene sino que se localiza en la parte inferior del mismo.

Infección del tracto urinario (ITU)
Una infección que puede ocurrir en cualquier parte del sistema urinario, es decir, desde la vejiga a los riñones. A menudo, los signos y síntomas de una infección urinaria son el aumento de la frecuencia ,urgencia miccional, ardor al orinar, dolor abdominal, dolor en el costado, fiebre. La única forma de diagnóstico de una infección urinaria es con un cultivo de orina. Un cultivo de orina puede tardar hasta 48 horas para obtener unos resultados definitivos.

Intersexos
Condición que afecta a la formación de los genitales externos, en los que la apariencia no es claramente masculina o femenina.

Intestino neurogénico
Pérdida de la función intestinal causada por el daño a los nervios que controlan la movilidad intestinal y por lo tanto la capacidad para eliminar las heces del cuerpo.

Mitrofanoff
Un canal creado quirúrgicamente que va desde la vejiga hasta el exterior de la pared abdominal y que sirve para realizar sondajes vesicales. A menudo el Mitrofanoff se forma con el apéndice, pero también puede ser construido con una porción del intestino delgado o con un uréter.

Pene enterrado
Un término usado para describir un pene que está oculto o escondido debajo de la superficie de la piel del pubis. Un pene de tamaño normal que se oculta puede ser fácilmente expuestos presionando suavemente hacia abajo en la almohadilla de grasa que rodea el pene o tirando

Pielonefritis
Una infección del riñón (s), a menudo con signos de dolor en el costado, fiebre y vómitos.

Reflujo vésicoureteral (RVU)
Consiste en el flujo retrógrado de la orina desde la vejiga hacia los uréteres e incluso el riñón. Grados I y II se consideran de bajo grado y  III y IV de alto.

Torsión testicular
Condición médica de urgencia en la que el  testículo gira en la bolsa escrotal produciendo una falta de circulación de la sangre al testículo. Este giro a menudo puede cursar con dolor severo y tiene el riesgo de la pérdida del testículo si no se trata de manera urgente. El principal síntoma de la torsión testicular es la aparición repentina de dolor en el escroto.

Urgencia miccional
Un fuerte deseo de orinar.

Válvulas de uretra posterior
Una obstrucción congénita de la uretra masculina que impide el vaciamiento de orina desde la vejiga al exterior ocasionando graves alteraciones en el tracto urinario.

Vejiga neurógena
La pérdida de función normal de la vejiga causada por impulsos nerviosos anormales o daño a los nervios que la inervan. Por ejemplo puede tratarse de niños que no son capaces de sentir que su vejiga se llena de orina o niños que no la vacían completamente.

Departamento de Pediatría. Hospital Universitario 12 de Octubre